Personería de Medellín pone en evidencia falta de control en albergues particulares para personas con alteraciones mentales

Boletín de prensa 19

Marzo 19 de 2021

Ø  Pacientes que requieren cuidados especiales, medicación y atención psiquiátrica, están siendo atendidos en hogares tipo asilo, sin la infraestructura y los profesionales idóneos.

Los asilos para quienes padecen alteraciones mentales que han venido apareciendo en Medellín, como una “alternativa” para acoger a pacientes psiquiátricos, desde hace aproximadamente una década, funcionan de manera muy similar a los de adultos mayores; es decir, casas grandes con amplias habitaciones, en barrios como Prado Centro, donde se adecúan dormitorios con varias camas y se albergan pacientes que a causa de la condición que padecen, sus familiares no están dispuestos a vivir con ellos.

William Yeffer Vivas, personero de Medellín explicó al respecto “Debido a la falta de control en estos establecimientos se vienen presentando muchas anomalías que pueden no sólo atentar contra el bienestar de los pacientes, sino además vulnerar sus derechos”, Vivas Lloreda explicó que hay deficiencias en las adecuaciones e infraestructura de estos establecimientos, además de hacinamiento y falta de personal médico calificado para la atención de los pacientes, ya que solo cuentan por lo general con auxiliares de enfermería, además personal de aseo y cocina.

Dentro de las verificaciones que ha venido realizando la Personería, a través del Área Penal, con respecto a los hogares geriátricos particulares; ya se había alertado sobre las condiciones de adultos mayores con demencia; que por la complejidad de su atención se mantenían aislados de sus compañeros. Incluso la entidad informó sobre centros geriátricos particulares dedicados al cuidado específico de pacientes psiquiátricos, que no cumplían con las normativas mínimas para tal fin. La nueva alerta de esta agencia del Ministerio Público, surge en torno al hallazgo de hogares que reciben pacientes psiquiátricos de todas las edades y con patologías complejas.  

Trastornos como esquizofrenia, depresión severa, demencia senil y alteraciones mentales por abuso de drogas, son las patologías más comunes en los pacientes internados. Según las indagaciones realizadas por los funcionarios de la Personería a los propietarios de estos albergues; estos han entrado en funcionamiento debido a la gran cantidad de pacientes psiquiátricos, a los cuales sus familiares han decidido internar por considerarlos violentos, con peligro de lesionar o autolesionarse y difíciles de manejar. 

Lo preocupante de este tema, según los primeros hallazgos de la Personería de Medellín, radica en la falta de control para el cumplimiento de las normas y la implementación de políticas públicas, que optimicen la vigilancia para el funcionamiento de estos establecimientos, ya que los mismos pese al tipo de servicio que prestan, están siendo registrados en cámara de comercio como S.A.S lo que no les significa el cumplimiento de gran cantidad de requerimientos ni afrontar los controles que se realizan a las IPS.

Según explicó el Personero sobre este tipo de establecimientos, es difícil establecer un censo, ya que no son identificables como Instituciones Prestadoras de Salud o a partir de su razón social, porque esta última no hace referencia directa al tipo de pacientes que albergan. La Personería es enfática en la necesidad de políticas de control, ya que en las vigilancias se encontraron establecimientos que llevan más de cuatro años sin recibir visita de la Secretaría de Salud Municipal, por lo que no se están cumpliendo normas básicas de salubridad y adecuaciones de infraestructura; principalmente para aseo personal, interiores seguros para los pacientes, planes  de atención de desastres, rutas y protocolos de evacuación.

 Según declaró la personera delegada del Área Penal, Viasney Rengifo, se continuará con la investigación que permita identificar este tipo particular de albergues; los cuales no sólo requieren un acompañamiento y control especial; sino además la integración con mayor presencia del sistema de salud Municipal, para garantizar a los pacientes no sólo el derecho al bienestar, sino además a un tratamiento integral de salud acorde con su condición mental.


Imprimir   Correo electrónico